01 agosto, 2006

El diseñador a examen

Navegando por la tupida red de blogs que hablan de temas relacionados con juegos encontré este artículo que me pareció interesante, porque trata de un tema del que ya hemos hablado aquí: cómo averiguar si un diseñador (novato) tiene talento o no.

Tras argumentar que las típicas pruebas que se pueden hacer en una entrevista, como analizar artículos escritos por el candidato o charlar de proyectos pasados, no son suficientes para identificar si el diseñador tiene talento en las áreas cruciales del trabajo de diseño, Tadhg Kelly propone una prueba: diseñar un juego en 4 horas usando el siguiente material:

  • 1 mazo de cartas
  • 4 dados de seis caras
  • 1 cuaderno y 3 bolígrafos de diferentes colores
  • 1 paquete de tarjetas en blanco
  • 1 pizarra y 1 rotulador
  • 1 bolsa de 50 fichas negras y 1 bolsa de 50 fichas blancas
  • 2 raquetas de ping-pong
  • 1 pelota de ping-pong

La lista limitada de elementos representa que el diseñador tiene que estar acostumbrado a trabajar con restricciones. Además, para evaluar la capacidad de transmisión del diseñador, no podrá presentar personalmente el juego, sino que deberá documentarlo.

Esta no es la única posible prueba que se puede hacer. En alguno de los comentarios se critica que las posibilidades son muy grandes, lo que permite mayor creatividad al candidato, pero obliga al entrevistador a hacer un esfuerzo mayor. Quizás una prueba más concreta, como diseñar un juego con una premisa dada, pueda ofrecer una idea más clara, especialmente si el diseñador opta a un puesto concreto.

Por supuesto, todas las otras habilidades del diseñador (capacidad de comunicación, conocimiento de juegos, experiencia) tienen su importancia, así que yo no limitaría la entrevista a este test. De hecho, mejor que hacerlo durante la entrevista, probablemente se lo encargaría al candidato para hacer en su casa, haciéndole enviar la documentación de su juego en un tiempo limitado, quizás un día o dos. Aún en el caso que el diseñador tenga ya algún juego preparado en su casa, probablemente tenga que retocar algo para no salirse de los materiales requeridos. Luego, si el candidato promete, se puede usar la entrevista para hablar sobre el juego y así observar la capacidad de presentación del diseñador, al igual que otras pruebas que puedan ser oportunas.

En programación existe una eterna discusión sobre la utilidad y procedencia de hacer tests a los candidatos, donde se hacen preguntas de C++, matemáticas, algebra, algoritmos y estructuras de datos, etc. He entrevistado a candidatos que parecían competentes en una entrevista personal, pero luego por desgracia tenían problemas en el día a día, y la calidad de su trabajo no se correspondía con la impresión que daban en la entrevista. Creo que el uso de tests técnicos, con el riesgo que conlleva de perder a un buen candidato por nervios o pura mala suerte, minimiza mucho la probabilidad de contratar a alguien que no esté a la altura de las expectativas que genera en la entrevista, y mi experiencia así lo ha demostrado. Por ello me parece interesante encontrar una prueba similar para diseñadores. Obviamente, en lugar de hacerles escribir un programa en la pizarra, el diseñador tendrá que diseñar un juego.


Mostrar/ocultar resto...

7 Comments:

At 2/8/06 11:59, Blogger Saül said...

La prueba que propone el site la encuentro interesante, aunque creo que, como siempre, depende de lo que estés buscando en ese momento. Cada empresa utilizará sus métodos con sus pros y sus contras, pero adaptados a su estilo de empresa y necesidades de diseño.

Lo único malo de esa prueba, como bien dices, es que solo testea una de las habilidades necesarias de un diseñador: la parte más técnica. Desde mi punto de vista deja de lado otras dos habilidades que encuentro cruciales y que explicaré en un artículo próximamente (no lo digo ahora para crear un poco de suspense XD).

Personalmente pienso que todo el tema del "hiring" de diseñadores es interesantísimo.

 
At 4/8/06 00:40, Blogger Cesc said...

En mi opinión, y por las entrevistas a candidatos a diseñador en las que he estado, hacer un interrogatorio al candidato pretendiendo discernir las capacidades técnicas del diseñador es bastante poco útil.

Primero, porque el contexto de una entrevista de trabajo produce inevitablemente en el entrevistado la sensación, justificada por otro lado, de estar siendo examinado, por lo que esta presión no permite a la mayoría de las personas sacar lo mejor de sí mismas (cuantas veces hemos visto un concursante de un concurso televisivo dar una respuesta tan estúpida a una pregunta simple que parece imposible que sea cierto :P).

Segundo, porque para mostrar las habilidades analíticas respecto a algo que no se ha podido preparar, hace falta dedicar un tiempo del que nunca se va a disponer en una entrevista convencional en el que el entrevistado está respondiendo dentro de una conversación, o incluso respondiendo a un cuestionario por escrito. La presión siempre influirá en el resultado obtenido.

Por lo tanto, creo que una buena manera de tratar de descubrir si un diseñador está capacitado o tiene potencial, hablando de su capacidad analítica, es hacerle analizar desde el punto de vista de diseño y mejor si es de un modo guiado (planteando las preguntas concretas a las que queremos que responda), alguno de los juegos de los que tengamos un conocimiento profundo. Eso sí, siempre entendiendo que esta tarea requiere de cierto tiempo (no se trata de analizar en el menor tiempo posible sino con las mayor profundidad posible).

Ese fue parte de mi prueba cuando entré en Pyro, y en ese caso, dispuse de varios días para realizarla, tranquilamente y desde casa.

Por otro lado, para evaluar las capacidades técnicas, que nos dirán cómo de eficaz va a ser nuestro candidato desde el día 0 a la hora de crear mecánicas de juego, la prueba que cita Sergio me parece bastante sugerente. En mi caso, aunque no se me planteó este tipo de prueba, creo que el hecho de haber diseñado un juego de mesa y haberlo prototipado y documentado en detalle, ayudó a mostrar esta vertiente como candidato a diseñador, más difícil de demostrar de otro modo que no sea diseñando un juego de principio a final, por muy simple que éste sea.

Soy consciente que estoy obviando muchas otras cualidades que resultarán beneficiosas y necesarias para un diseñador, como las habilidades comunicatives o la capacidad de analizar sus propias ideas de un modo objetivo, pero eso lo podemos dejar más adelante (Saül está además preparando un artículo al respecto).

Por último, y en relación con la prueba que comenta Sergio en su post, se me está ocurriendo una idea. Cuando tengamos los foros y empecemos a plantear y poner en funcionamiento los talleres, podría ser divertido organizar una especie de concurso de diseño de juegos a partir de unos requisitos específicos como los de la prueba que estamos comentando.

Podríamos marcar unas ciertas reglas muy simples, como por ejemplo, un límite de 48 horas para hacer el ejercicio o una limitación de espacio del documento en el que se definiría el juego de un par de páginas o un cierto número de palabras. El ganador se decidiría por votación de los lectores y participantes.

A parte de "sufrir" en nuestras propias carnes como nos sentiríamos si se nos planteara este tipo de ejercicio como candidato de diseño, podría ser un ejercicio estimulante y nos permitiría experimentar de primera mano la validez de la prueba.

Por cierto, a falta de sponsors, el premio para el ganador sería simbólico, quede dicho por adelantado ;)

¿Que os parece la propuesta?

 
At 4/8/06 01:18, Blogger Saül said...

Propuesta aceptada!! Al menos por mi parte la encuentro una buena idea :)

Aunque esperemos que no lleguen 300.000 propuestas o analizarlas todas puede ser un currazo XD

Creo que eso entraría en la sección de "talleres" que comentamos, ¿verdad?

 
At 4/8/06 11:21, Blogger Cesc said...

Por el tipo de ejercicio sí que parece más indicado llamarlo "taller", aunque eso ya son cuestiones de cómo organizar los contenidos.

Respecto al número de respuestas, ojalá las tengamos montones; cuantos más seamos más aprenderemos entre todos.

Aunque sí es cierto que deberíamos evitar que leer el total de propuestas se hiciera pesado. Por eso hablaba de limitar el número de palabras con las que describir el funcionamiento del juego propuesto.

De todos modos, estaría bien saber antes de empezar a currárselo, cuanta gente estaría interesada en participar en este tipo de actividades. Así que, ¿quien se apuntaría?

 
At 7/8/06 16:51, Blogger Julio Gorgé said...

Yo me apuntaría :·)

 
At 19/8/06 15:10, Anonymous The Mango Kid said...

Y yo

 
At 1/9/06 16:56, Blogger fclaros said...

Yo iría de cabeza.

 

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home